Farmacia de guardia

«Sin memoria, el destino dejo de serlo».

 Decía Cervantes que el olvido es un regalo divino. Tan difícil es vivir sin memoria como lo es vivir sin dejar a un lado los recuerdos que nos sobran. Un placer o un tormento antes o después acaban declinando ante el inexorable paso del tiempo.
 Lo más incomodo es cuando quieres recordar y no te acuerdas o cuando quieres olvidar y no puedes. Para esta batalla de quiero y no puedo no hay muchos arreglos. Pero aún la partida, no ha acabado.

≋ Narración

Solo mejor que el primer beso, es el olvido. En un país lejano está la única farmacia que lo dispensa. Una botica de guardia poco conocida. En sus dependencias dentro de una vasija se guarda la formula.

Aquejado de algunos síntomas fui en Otoño. Tras muchas vueltas, conseguí encontrarla. Sobre su mostrador de mármol blanco, pedí una dosis. A mi pesar, la farmacéutica no se acordaba donde quedaba. Decía que ella también tomaba aquel remedio. El extracto parecía funcionar, al menos para su causa. 

La mía, otro viaje perdido. Sin darle las gracias, me marche de aquel sitio. Calle abajo dando tumbos. Intentando olvidar, lo sucedido.

✎ Autor

JFV ─ Escritor, coach y webmaster.

Contenidos que pueden interesarle

Haiku - Naturaleza
Haiku sobre la naturaleza
Haiku - Invierno
Poema minimalista del invierno
Poema corto - Clavelitos
Poesía nostálgica

Referencias

▸Texto original de Juan Fernández Vicente bajo licencia SafeCreative y restricción (CC by-nc-nd 4.0)
▸Imagen de cabecera y narración por cortesía de rkoch11

Valoración

¡Te ha gustado!, valore y déjeme un comentario. Por favor, ayudanos a llegar a más personas. Si crees que este contenido merece la pena, puedes hacer click ⇊ en los botones de abajo para compartir en tus redes sociales.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario