La frontera, un lugar en el mundo

«La poesía también hace frontera».

 En el horizonte hay mucha verdad. No obstante, si vamos al encuentro de tal certeza nos sucede algo curioso. Esta apaisada línea siempre nos guarda la distancia. Podemos correr o nadar. Ir en bicicleta o en coche. Deprisa o despacio.
 El trazo donde se une la tierra y el cielo nunca se acerca. Pero tampoco se aleja. Es divisible, aunque intangible. Como un vigía imperecedero. Un testigo latente que lo ve todo, y toma nota. 

≋ Versos

Estuve muchos años en la frontera.
Sin cruzar los limites de su estrecha vereda.
Un día tras otro contemplando las dos caras de la misma moneda.
Al Sur, la emoción querida.
Al Norte, el juicio errante.
En su lecho me quede varios años tumbado.
Bebiendo lo justo.
Comiendo a plazos.

Cautivo de dos países pasivos, pero en guerra.
Entre las vistas de un horizonte impasible.
Varado en su océano de incertidumbre.
Flotando entre sus olas muertas.
Esperando a dar un paso firme al frente.
O mejor, cruzar nadando.

Sin atajos.
Sin nacionalidad, ni tampoco bandera.
Me quedé varios inviernos en la frontera.
Sin una sola primavera, al fondo.

❐ Vídeo del poema

✎ Autor

JFV ─ Escritor, coach y webmaster.

Contenidos que pueden interesarle

Haiku - Vida
Haiku existencial
Poema de amor - Sin palabras
Versos que lo dicen todo
Poema corto - Clavelitos
Poesía para recordar

Referencias

▸Texto original de Juan Fernández Vicente perteneciente al libro Crónicas de la última frontera, bajo licencia SafeCreative y restricción (CC by-nc-nd 4.0)
▸Imagen de cabecera y versos por cortesía de Free-Photos

Valoración

¡Te ha gustado!, valore y déjeme un comentario. Por favor, ayudanos a llegar a más personas. Si crees que este contenido merece la pena, puedes hacer click ⇊ en los botones de abajo para compartir en tus redes sociales.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario