POEMA AL MAR

El agua es la vida. Casi 3/4 de nuestro planeta están ocupados por océanos, y su extensión no obedece a ningún capricho. Pero tan importante como su volumen… es su hechizo. Desde la noche de los tiempos el mar y sus olas han hipnotizado a los humanos.

«Mirar el azul infinito es la comunión perfecta entre el mundo espiritual, mental y fisico; una terapia que ha acogido a infinitas generaciones».

Desde mi hogar la costa no se divisa, ni siquiera se atisba. Es posible que tú, ahora mismo, la estés contemplando. Los que no tenemos tanta suerte nos conformamos con imaginar. Los siguientes versos son una pequeña ventana para que no quede tan lejos.

La marea y yo

Al principio fue el verbo
y el verbo se hizo mar
y el mar trajo a la marea
y arrecifes de coral.

En su piel flotan los enigmas,
las líneas del tiempo,
los mensajes de una botella.
Por su vientre
se hunden los pecios,
los cantos de sirena,
las preguntas sin respuesta.
Sobre su fondo
un cementerio de piratas
de cofres con oro y anillos de plata.

¿Quién ruge ante mi presencia?

El infinito agita su marejada
contra mi estampa;
la niñez ha llegado a mis tobillos,
la humedad a mi pecho,
la nostalgia a mis oídos.

Una ola albina
se ha roto entre mis dedos
y otra se ha derretido;
blanco que salta,
espuma que canta,
esperma que danza.

Bajo mis pies descalzos
una huella de sal,
un vestigio de mi planta,
una horma de cristal.

La ruidosa marea
ha traído a los colores;
el azul de la vida,
el verde de la esperanza,
el violeta de la magia.

En la costa
un anhelo ha varado;
escrito en la arena está mi nombre
junto a tu apellido y nuestro apodo.

Al principio fue el silencio
y el silencio se dejó amar
y el amor trajo una caracola
y doce ninfas de coral.

Otra poesía corta con el mar de fondo

Y a ti, ¿a qué te inspira el mar?

Cada persona es un mundo; así como cada persona es un océano de sensaciones. Seguro que tú también tienes alguna experiencia inolvidable, ligada al mar. Si crees que merece la pena puedes compartir tu vivencia conmigo (estoy encantado de recibirla). 

¡Te leo y contesto abajo en los comentarios!

¿Te gustó? Comparte este contenido y ayudame a difundir la poesía.
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Más contenidos relacionados con este poema

Poesía de una flor
Versos para una flor
Poesía dedicada a Madrid
Dedicatoria para mi ciudad

Deja una respuesta