Dios es Azul

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

I reza Dios: «Cuando te dirijas a mí, no me trates de usted».

A J. J. Benítez le conocí cuando era niño. No personalmente. Fue a través de un programa de televisión. Por entonces le acompañaba otro irrepetible, el doctor Jiménez del Oso. De ellos, aprendí dos cosas:

«La realidad es solo una aproximación de ella misma, por lo cual perseguir lo invisible es tan emocionante y digno, como perseguir lo contrario».

«No es necesario conocer a alguien en persona para mantener un vínculo estrecho».

En ocasiones el escritor navarro comenta que «el Padre supremo es azul». Lo cierto es que yo también siento que ese es su color predilecto. Para ser más exacto, el azul hielo. Ese color que no se derrite entre mis manos.

Ahora que mi vida aterriza sobre estas líneas, le dedico estos versos. Un homenaje más que merecido. Apreciado lector, ¡gracias por tu tiempo!

Dios es azul

I reza el Padre:

Yo soy mucho más
que cualquier entidad indivisible.
Muy por encima del Universo
y su volumen juntos.

El infinito que intuyes
es también obra mía.
Un antojo hecho
de retales propios.
Durante un viernes de Pascua,
después del trabajo.
Mi última lágrima
mientras bebía
agua a raudales.

Fue solo un ensayo.
Uno de tantos.
«Haciendo de tripas, corazones».
Para que finalmente todo
quedara en casa.

Además de todo esto,
soy Azul.
Pero no de pigmentación cielo.
La mía es una gama singular.
Una que de momento,
no reconocéis.

Lejos del confín
de los matices.
Más allá de la paleta
y los colores.
Justo un tono por encima
de mi propio final.

A J. J. Benítez.

Otra versión de esta poesía

Si te gusta el formato multimedia te comparto un regalo. Una versión del poema anterior. Versos acompañados con música y recitados por la Youtuber, Sonia de Juana. Un vídeo de mi canal que te hará reflexionar.

YouTube - Suscripción gratuita

Y a ti, ¿qué libro de J. J. Benítez te apasiona?

Es probable que algún libro del escritor navarro te haya marcado. Si es así, déjame un comentario con tu parecer. También puedes decirme que te parecieron los versos. Estoy encantado de que te expreses libremente en este blog. ¡Te leo y contesto abajo en los comentarios!

Haikus de Otoño
Haikus otoñales
Haikus dedicados a la estación de la primavera
Haikus primaverales
Poesía Zen
Versos zen para relajarse

Deja una respuesta