Poema de nostalgia y soledad

Cuando estamos tristes, cualquier circunstancia nos trae recuerdos de un pasado que no acabamos de soltar. Desde una calle mojada hasta un local que ya no existe, pasando por barrios donde solíamos pasar muchas horas en compañía. Seguro todo esto, le suena de algo.
El poema que le comparto es la mejor compañía que le puedo ofrecer. Si usted está en un momento delicado, le envío mi bendición; si no, también.

Llueve sobre mojado

Nos vimos
por primera vez
cuando un relámpago iluminó 
(sin motivo ni razón aparente)
las ruinas de la ciudad. 

Mas la tormenta no cesó
en sus contracciones;
aunque amainó
cuando observó tu melena
derramada por la calle. 

Fueron días de invierno puro:
oscuros, casi negros, para algunos;
fríos, un poco menos que gélidos, para otros;
breves, demasiado breves, para la mayoría. 

Cuando llovía desdicha,
un suspiro de luz
mostró nuestros rostros penitentes.
Yo llevaba un paraguas gris;
tú, un vestido transparente
empapado en penas.

¿Te gustó? Comparte este contenido y ayudame a difundir la poesía.
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Más versos de soledad en vídeo

Es hora de escuchar lo anteriormente escrito. En el contenido que le comparto hay 60 segundos de pura nostalgia, acompañada, como de costumbre, por un piano mágico. Pulse el botón de reproducción y déjese llevar por este pedacito de romántica soledad.

Más contenidos relacionados con este poema

Poema sobre las estrellas
Versos a las estrellas
Poesía corta sobre almas gemelas
Poesía y almas gemelas

Esta entrada tiene 4 comentarios

    1. JFV

      Hola, Nuria. Me alegra que hayas disfrutado el texto o el vídeo. La nostalgia es un sentimiento muy pegajoso, pero hay que lidiar con su incómoda presencia. ¡Te envío un fuerte abrazo!

    1. JFV

      Hola, Frases Bonitas. Gracias por tu mensaje. ¡Te envío un fuerte abrazo desde Madrid!

Deja una respuesta