5 HAIKUS SOBRE LA NATURALEZA​

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

La naturaleza es el escenario predilecto de los haikus. El mundo natural es un escenario que al ser observado, automáticamente, nos devuelve un poema visual (cuanto menos). El resto es pasarlo al papel o porque no, retenerlo en las retinas.

«El Haiku original (japones) de 17 moras casi siempre trata la esencia pura de la naturaleza y su relación con el hombre o mujer que la observa».

Debido a un proceso de «occidentalización», estos breves poemas han pluralizado su temática (algunas fuentes afirman que dichas temáticas invalidan o emborronan el espíritu del verdadero haiku…). En esta ocasión, y para honrar al alma de los haikus tradicionales, dejamos unos cuantos de muestra.

Apreciado lector, ¡gracias por su tiempo!

Árboles verdes

dejando caer paz

sobre la tierra.

Flores abiertas

abrazos encerrados

todos como uno.

Hoja ligera

en el vientre del viento

vuela tranquila.

Dulce membrillo

dorado por el sol

borda las ramas.

Llueven los meses

y el tiempo devorado

por el momento.

Por Juan Fernández Vicente (JFV)
Texto bajo licencia Creative Commons


Licencia de Creative Commons

Solo una cosa más, ¿con cuál de los 5 haikus te identificas?

Una vez, alguien me dijo: «La belleza es una de las cosas que más recarga de energía, por eso cuando observamos y caminamos por la naturaleza nos revitalizamos». Y no iba descaminado.

Es probable que seas un enamorado de la naturaleza. Tanto si es así como si no, te invito a que aportes tu granito de arena sobre esta cuestión. También puedes dejarme un haiku de tu cosecha (todos los textos son bienvenidos). Este espacio es para que te expreses con total libertad.

¡Te leo y contesto abajo (👇) en los comentarios!

En esta sección también puede acceder a otros contenidos de las redes sociales del autor. Utiliza los iconos o la imagen inferior para seguir o suscribirte a los diferentes canales de la web.

Más contenidos relacionados con este poema

Poesía de una flor
Poema con olor a claveles
Poesía del mar
Versos para la marea

Deja una respuesta