Poema sobre el destino de la vida

Hablar del destino es hablar de la incertidumbre de la vida. El escritor J. J. Benítez decía sobre el porvenir en una entrevista: «Una vez me senté una tarde entera en una silla a ver si el futuro llegaba; pero nunca se presentó». Es lo que tiene la ilusión del tiempo.
A continuación, te comparto unos versos sobre las experiencias venideras que, en ocasiones, no podemos esquivar.

Mis iniciales

Aquella bala me pertenecía,
llevaba mis iniciales grabadas en grande.
Al verme, había doblado la esquina.
No había elección.
Esquivarla sería injusto.
En mi nombre daría a alguien,
si no, aún peor.
Cruzaría la calle huérfana,
sin padre ni madre,
como un ciego un paso de cebra.
A solas.
Sin nadie.

¿Te gustó? Comparte este contenido y ayudame a difundir la poesía.
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Más poesía sobre la vida y el tiempo

El arte condensado es como un bombón de licor: intenso, sensual, seductor… Todas estas características están presentes en el contenido multimedia de esta sección. Reproduzca el vídeo y escuche con atención lo que el poema le sugiere al oído: 180 segundos de belleza, profundidad y arte visual.

Más contenidos relacionados con este poema

Poema sobre las estrellas
Versos dedicados a las estrellas
Poemas de besos para enamorar
El arte de besar en verso

Esta entrada tiene 2 comentarios

    1. JFV

      Gracias, MTalbot. Deseo que nuestros destinos, que aquí se cruzan, sean bellos y llevaderos. ¡Te envío un cálido abrazo!

Deja una respuesta